Egan Bernal se alista para asistir al Tour de Suiza que inicia el próximo 15 de junio, siendo una competencia paralela al Criterium de Dauphiné que ese día correrá su etapa reina… eso quiere decir que hay ciclismo, mucho ciclismo y de calidad, en las que Colombia estará muy bien representada.

Puedes leer: RIGOBERTO URÁN Y SU INSÓLITO Y GRACIOSO MENSAJE A NAIRO QUINTANA

Pero Egan quiere una nueva oportunidad, pues el no ir al Giro de Italia fue un golpe fuerte, un golpe más doloroso, tal vez, que la propia fractura de clavícula que lo alejó de la gran carrera italiana que terminó ganando Carapaz.

Ahora, su regreso a la competencia será en Suiza, carrera en la que espera tomar el nivel deseado para llegar al Tour de Francia, es un desafío para el de Zipaquirá y aunque no piense en la Grande Bouclé, está en el horizonte.

Apoyará a Froome y a Thomas, no hay discusión de ello, pero también mostrará su categoría, así como lo hizo en año pasado. Pero su calidad fue tanta, que esa demostración del 2018 lo dejó como la revelación , sorprendiendo a aquellos que no lo conocían y confirmando las sensaciones de aquellos que ya lo habían observado: en efecto es un fenómeno.

Y por eso las expectativas para este Tour son más altas. Ya en 2019 fue campeón de la París Niza, por lo que en su vitrina tiene un título que lo puede motivar, además del tercer lugar en la Vuelta a Cataluña. De hecho, lo que se espera de él es tan bueno que le propio Alberto Contador le dio un consejo:

“Pienso que lo ideal para él sería concentrase sólo en el Tour, para mí está listo para luchar por el maillot amarillo y debería luchar por él. Pero no será fácil en el Ineos porque Froome quiere cazar su quinto título y Geraint Thomas también está en el equipo», dijo Contador.

Con el mensaje de un múltiple campeón, sería esencial si el colombiano toma nota. Tal vez no será este año, pero sí muy pronto.

Puedes leer:

Alejandro Valverde calma las aguas y explica la actitud de Mikel Landa en el Movistar