Miguel Ángel López quería mostrarse como el verdadero candidato y sus anteriores llegadas en alto daban la impresión que estaba planeando algo interesante. Así fue. Y no encontró mejor escenario que los Lagos de Covadonga, en el que inició un fuerte ascenso, tras la protección del Astana que tiró del grupo de persecución durante gran parte de la etapa.

La acción de los escaladores inició a unos 11,7 km, cuando inició el último ascenso en donde los pedalistas se encontraron con rampas de hasta 20% otro gran reto que se juntaba a los de La Camperona y La Covatilla. Antes, el grupo de escapados, comandado por Mollema se disputaba los premios intermedios junto a corredores como Ben King y Pierre Rolland.

La fuga fue cazada a falta de 8 km y allí empezó la batalla. El primero en quedarse fue Tony Gallopin (AG2R) y luego Wilco Kelderman (Sunweb), quienes empezaban a perder tiempo desde temprano.

Miguel Ángel López atacó en el kilómetro 7 y fue Nairo el encargado de cerrar ese espacio. Nuevamente los de Boyacá protagonizaban un nuevo ataque que ponía en aprietos a Simon Yates y a Rigoberto Urán, quien se quedó pero logró retomar el ritmo del pelotón. Pinot inició otra nuevo ataque a falta de 6 km y Yates se fue detrás, Nairo y Superman se quedaron en el grupo de atrás.

Valverde cerró los 8 segundos que sacó Yates, pero Pinot se iba a 12 segundos a falta de 4,6 km. Nairo no atacó y Yates fue el que manejó los ataques, excepto el de Miguel Ángel López quien se fue y llegó atrás de Pinot, quien se llevó la victoria en esta ocasión.

Así quedaron las clasificaciones de cara al martes, que se retomará la carrera, luego del descanso del día de mañana: