Nairo Quintana, representante de Colombia ante el mundo. Él lo sabe, lo tiene muy claro y deja el nombre del país en alto. A pesar de no conseguir los resultados esperados estos recientes dos años, su historia es la más grande que nadie más ha escrito en el ciclismo colombiano.

Él lo sabe y por eso sigue adelante, empeñado en conseguir sus sueños, pues ya hizo realidad dos de ellos. Seguramente la batalla para conseguir su más grande aspiración, el Tour de Francia, es la más grande que ha librado y por ende, la más memorable; todos queremos que esa historia tenga un final feliz, pero cada año se hace más difícil.

En el 2019 la concentración será en el Tour de Francia, pero el camino está lleno de incertidumbres: ¿Logrará ser favorito? ¿Hacer peso a los otros contrincantes? ¿Será el campeón? Estas son preguntas que durarán meses en responderse, pero que al final se sabrá… Solo que para contestarlas, hay que entrenar muy fuerte y Nairo lo hace.

Tras él, una idea; tras él, una familia; tras él, un equipo; tras él, un país: Colombia. Colombia, esa tierra del que él tanto se enorgullece y que no deja de hablar internacionalmente, promoviendo sus valores, sus cualidades. «Represento a Colombia, a Latinoamérica», se le escucha diciendo en los medios internacionales.

Y dentro del pelotón, habla de esta zona del mundo: Del aguacate, de la papá, de la mazorca, seguramente les enseñará qué es eso del guarapo y de la panela, qué es eso del ‘agro colombiano‘, que inclusive, a algunos colombianos se les olvida qué es.

En una entrevista realizada por el portal El Colombiano, el de Combita respondió a una serie de preguntas bastante interesantes y acá se le nota la pasión que tiene por Colombia, un país que no dejará de apoyarlo:

Puedes leer: