La etapa 3 de la Criterium de Dauphiné era para sprinters y así fue. Los velocistas no decepcionaron y se encararon en la parte final en un remate tremendo, en el que venció con una potencia tremenda, Sam Bennett,del Bora Hansgrohe.

Así fue el final de etapa:

Quentin Pacher (Vital Concept-B&B Hôtels) y Natnael Berhane (Cofidis) fueron los protagonistas de la fuga en la etapa 3 del Critérium du Dauphiné. Así comenzaba esta carrera que era la antesala a la contrarreloj de la etapa 4.

Puedes leer: EGAN BERNAL ACLARA CUÁL SERÁ SU PAPEL EN EL TOUR DE FRANCIA

Los fugados llegaron a estar a unos dos minutos, por lo que siempre mantuvieron el control para que Berhane y Parcher no se fueran adelante y quitaran la victoria a alguno de los opcionados del día de hoy.

Sin embargo, Berhane ganó la mayoría de puertos del día, un premio para los corredores que decidieron irse adelante y que al final fueron cazados a 10 km de la meta, resignando sus posibilidades para optar por la carrera.

Al final los trenes de los equipos se formaron, pero Álvaro Hodeg tuvo un problema al momento de irse adelante, fue encerrado por otros pedalistas de otros equipos y tuvo que, con codazos, abrirse espacio, pero ya era tarde.

El tren de Bora se fue adelante y con un Sam Bennett potente y como favorito, el colombiano no tuvo tiempo para sobreponerse y recortar distancias. Al final, la frustración de Álvarito se vio y Bennett alzó los brazos en señal de triunfo claro.

Nairo Quintana se mantiene con el lote de favoritos en la general, no pierde tiempo y se estará preparando para una contrarreloj bastante intensa, en la que espera no perder tanto tiempo respecto a Chris Froome, claro opcionado para ganar la etapa de mañana.

Puedes leer:

Jarlison Pantano anuncia su retiro del ciclismo profesional con dramático relato