La dolorosa contradicción de Nairo Quintana tras el Tour de Francia 2019. “Si no hubiese sido por la estrategia del Movistar en el 2013, Nairo podría haberle dado a Colombia su primer Tour de Francia”, dijo Alberto Contador.

Puedes leer: RIGOBERTO URÁN Y LA GRACIOSA CONVERSACIÓN CON SU MAMÁ

La estrategia le alcanzó para ser subcampeón, pero tenía las piernas para llegar a la cima, por encima de Chris Froome, pero los españoles decidieron que el de Cómbita se fuera a rueda y se conformaron con el segundo lugar, pensando que algún otro año el colombiano lo haría.

Pero esa empresa empezó a complicarse con los años. Otro subcampeonato en 2015 y un tercer lugar en 2016 y las cosas se dilataron de un momento a otro, a tal punto que sorprendieron al mismo Nairo.

Las cosas no salían de acuerdo al plan. Nairo perdía fuerza en la montaña y pareciera que gastó otra gran oportunidad de una grande en el Giro de Italia 2017. De ahí para adelante, la cuesta supera a Quintana y ha hecho mella en su confianza.

Nairo Quintana Tour de Francia 2019

Se nota en sus declaraciones, primero, y luego en la carretera, segundo. Es uno de los deportistas más admirados del país, el más importante hasta ahora y su legado es enorme, tanto que nunca se olvidará. Pero su carrera sigue en pie y hay muchas oportunidades.

Pero Nairo empieza a dudar, sus mismas palabras hacen pensar esto, aunque uno piensa que un hombre como él lo intentará al final. Pero su deuda está con su propio cuerpo.

La contradicción de Nairo Quintana tras el Tour de Francia 2019

Son sus piernas, las mismas que lo llevaron a triunfos históricos, las que hoy lo hacen dudar, pero la reconciliación puede darse en cualquier momento, pero no parece cercano.

El 26 de junio de 2018, Mauricio Silva le hacía una entrevista a Nairo Quintana para la revista Bocas, donde aseguraba que:

“Estoy seguro de que algún día ganaré el Tour. Eso es lo que pienso y eso es lo que me motiva. Yo entreno fuerte todos los días para eso. Y si no es este año, seguramente lo intentaré el año siguiente y, si no, lo intentaré el siguiente. El que persevera alcanza. Le repito: estoy seguro de que algún día ganaré el Tour“.

Personalmente pienso que este tipo de actitudes me hacen admirar a Nairo. Un tipo difícil ante el fracaso, no inmune, pero sí alérgico a ello. Trabajador y centrado. Era un Nairo que puede volver a hacer.

Pero hubo una contradicción en sus palabras, luego que Egan Bernal se coronara campeón del Tour de Francia 2019:

¿Y el sueño de ganar el Tour? “Seguiremos trabajando, no sé si algún día se dé, pero lo que sí sé es que tengo que seguir luchando por el sueño. Ya es sueño cumplido de un país y de una región, así que sigue mi sueño personal”.

Dice que ya no sabe si algún día se dará, pero seguirá intentándolo, una contradicción con lo que decía en 2018. Por lo que esta duda termina siendo preocupante. Podría ser este, el capítulo oscuro de Nairo, pero todos saben que en la cima llega primero la luz.

Sigue la lucha, sigue el sueño

Sigo confiando en Quintana, para mí es y será el mejor ciclista de Colombia, no solo por lo hecho en carretera. Tal vez pasa por un momento de dudas, pero la ventaja es que él tiene la posibilidad de resolverlas y el está acostumbrado a acallar las preguntas con triunfos.

Apoyaré a Nairo, gane o no el Tour de Francia. Sea mejor o no de la versión que hoy nos muestra, pues es de esos ciclistas que se reinventan y resisten y este es el momento de resistir, para luego reinventar.

Puedes leer:

6 Comentarios

Comments are closed.