Nairo Quintana recibió muchas críticas por su desempeño en este 2018: Vuelta a España y Tour de Francia no fueron lo que él, ni Colombia esperaban. La primera cuestión que hay que saber acá, es que él es su primer crítico. Así que, en ese orden de ideas, él, al igual que todos los ciclistas y deportistas que tiene fallas, saben qué problemas están teniendo.

Así que claro, él está en la palestra pública, es apenas obvio para cualquier personaje que se destaque en su campo y aunque este año no fue el mejor, existen críticas algo cizañeras, que llevan más a condenar que a construir… estilo de cada quien, palabras de cada quien, no se puede juzgar.

Pero lo mejor de todo esto es la forma en la que el deportista, en este caso Nairo Quintana, responde ante ello. Así que la parte positiva de toda esta ola de opiniones, es que en cualquier momento la palabra del “acusado”, valdrá más y también será un oportunidad de reivindicarse, por ello Nairo ha tomado cartas en el asunto y ya tiene un nuevo entrenador para pensar en el Tour de Francia de 2019.

Pero ante las acusaciones, Nairo responde así a sus críticos:

“¿Chuparruedas y poco ofensivo?. Me da risa. Si no puedes atacar es que no puedes. Atacar para beneficiar a los demás es absurdo. En el Tour además tuve un golpe de calor. Fui a rueda hasta que aguanté, pero soy un ciclista ofensivo. El que pega el primer palo es el que pierde porque todo esta controlado con los vatios y sabes lo que aguanta el otro a ese ritmo”, esto dijo Nairo a quienes lo llamaron chuparruedas.

Por ello, el plan será cambiar de cara al próximo año, donde el terreno favorece a los colombianos y Nairo tendrá una gran oportunidad, pero como bien probó este año, la competencia es muy grande y habrá que hacer lo que mejor saber hacer Nairo: Trabajar.