Simon Yates no tardó en responder a las polémicas palabras de Mikel Landa. Todo ocurrió en la etapa 4 del Giro de Italia cuando en los últimos kilómetros, sucedió una serie de caídas que partieron al pelotón y revolucionaron toda la clasificación general, que llegaron a saberse hasta el final.

Puedes leer: EGAN BERNAL CONFIESA CÓMO FUE SU CAÍDA Y QUÉ CARRERA CORRERÁ PRÓXIMAMENTE

“El puto Yates, que es un retrasado y va como un loco. Me tiró en una rotonda” aseguró Landa, con un enfado enorme, cuando llegó a la meta. El diaria As informó que “Mikel Landa cruzó la meta de Frascati con el culote rasgado y erosiones en la cadera y en el brazo izquierdo. Después de dejar la bicicleta junto al bus del Movistar, preguntó por Richard Carapaz y se abrazó con Chente García Acosta para celebrar su victoria antes de ducharse: “Al menos una alegría en un mal día”.

Landa se cayó kilómetros atrás de la meta. Según el español, el líder del Mitchelton Scott tiró al español, denuncia que era muy complicada y grave, que podría ser dada para sancionar al británico.

Pero luego de unos minutos, donde los ánimos se calmaron, el español a través de redes sociales se retractó de sus palabras, frustrado por los resultados y la mala suerte que ha tenido todo este tiempo. Landa perdió importantes segundos ante el líder y ahora está a 1:49 de Roglic.

Y Yates no tardó en responder:

“No te preocupes, yo entiendo lo que es decir algo en el calor del momento” y con gracia al parecer este altercado pasó a otro plano y no tendrá consecuencias en el pelotón, aunque claro, de todo esto el más perjudicado fue Mikel.

Puedes leer:

Desde España descifran posible y arriesgada estrategia del Movistar Team para el Tour de Francia